Adepcoca no descansará hasta cerrar mercado de coca ‘ilegal’

El conflicto cocalero en La Paz no tiene tregua. Ayer, luego de un tiempo se registró un nuevo enfrentamiento en la zona paceña de Villa El Carmen. Una marcha que llegó desde los Yungas a la sede de Gobierno fue reprimida por la Policía Boliviana en su intento de cerrar el mercado paralelo de la hoja de coca, que es administrado por un sector afín al Movimiento Al Socialismo (MAS). Hubo heridos y al menos tres cocaleros detenidos. Los manifestantes radicalizarán medidas si es que no se cierra el centro de abasto “ilegal”.

Los afiliados a la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), del grupo de Freddy Machicado, fueron quienes se enfrentaron con los efectivos policiales, quienes vigilaban el mercado paralelo tras conocer la manifestación.

“La Policía directamente han empezado a arremeter contra nuestros hermanos socios y ellos se han atrincherado acá (en una esquina de la zona de Villa El Carmen). Este mercado es ilegal y no es reconocido por la ley. No sé por qué funciona y por qué el Gobierno lo defiende. Nosotros pedimos que este mercado ilegal se cierre”, afirmó el presidente de Adepcoca, Freddy Machicado.

La Ley 906 reconoce la existencia de dos mercados legales de comercialización de hoja de coca: uno en Sacaba, Cochabamba, y el otro en Adepcoca, zona de Villa Fátima en La Paz. El grupo afín al Gobierno le puso el nombre de Adepcoca a su mercado y ahora dicen que son los cocaleros que reconoce la ley.

El 10 de agosto de 2018 el Gobierno reconoció a la “Confederación Única Nacional de Productores al Detalle y Comercializadores de la hoja de Coca” (Conalprodc), como una entidad legal y de ese modo dividió a los cocaleros de Los Yungas. Desde entonces intentó dotarles de los mismos beneficios que los cocaleros opositores.

En ese bando está al frente Arnold Alanes, quien intentó dos veces crear un mercado para sus afiliados, pero sin éxito. Finalmente, accedió a un colegio que ya no funciona y lo convirtió en mercado al que su sector lo califica de “legal”. Alanes aseguró que permanecerá en el mismo, mientras que Machicado dijo que radicalizarán sus medidas si es que no se cierra el mercado del grupo de Alanes, que fue abierto el 20 de junio pasado.

“El mercado de coca de Villa el Carmen no va a dar ni un paso atrás, ni a un costado. El mercado de Villa el Carmen está yendo hacia arriba, día que pasa es día que llega más coca; hoy (el pasado viernes) ha faltado espacio, estamos con total éxito, han llegado comerciantes minoristas del interior para comprar coca, hay bastante afluencia de la gente, la dirigencia está trabajando firmemente”, afirmó Alanes la semana pasada.

Desde el Gobierno

El viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Arlem Lovera, informó que la normativa no precisa una dirección exacta para la venta de coca en el departamento de La Paz. La autoridad deslindó responsabilidades sobre la creación del tercer mercado paralelo y culpó a la división de los cocaleros por el conflicto.

Lovera pidió a ambos bandos dialogar para llegar a acuerdos y dijo que este conflicto es interno y “privado”. “Este es un conflicto interno, no es un conflicto que tengan con el Gobierno”, resaltó.

En septiembre de 2021 el grupo de Alanes tomó el mercado legal de coca y lo conservó por 15 días, cuando miles de cocaleros inundaron toda esa ladera de la ciudad de La Paz. El actual sector de Machicado expulsó a efectivos policiales, a Alanes y su grupo y retomaron su mercado.

Machicado insistió ayer en que seguirán con las medidas si es que el Gobierno no cierra el mercado de Alanes y pidió al viceministro Lovera que ordene el retiro de la Policía si es que califica este conflicto como algo “interno y privado”.

“Entonces que nos dejen solucionar sin injerencia de la Policía, nosotros podemos tomar posesión de esas instalaciones en diez minutos, si queremos”, desafió el dirigente Machicado.
En frente, Alanes defendió su mercado y aseguró que no lo cerrarán porque es rentable y está enmarcado en la normativa.

El enfrentamiento de ayer fue al iniciar la tarde y duró al menos un par de horas. Los vecinos de Villa El Carmen cerraron sus negocios y pidieron al Gobierno que pueda solucionar este conflicto. Una vecina, en contacto con una radio local, exigió que el mercado de Alanes sea cerrado porque perjudica al tránsito.

Fuente: www.eldeber.com.bo

A %d blogueros les gusta esto: